LA LUNA

 

Hoy he visto, de nuevo, a la luna.

Estaba sola, en lo alto, envuelta en su manto azul cielo.

Estaba triste. Eran las siete de la tarde de un lunes de abril.

Nadie se fijaba en ella.

Caminaba huidiza por el amplio cielo.

 

Un avión se cruzó en su camino.

Una estela de blanco humo la eclipsó un instante.

 

¿Quién ordenará su itinerario?

 ¿Quién la mantendrá en equilibrio equidistante?

¿Qué es la luna?

¿Es un ser incomprendido que nos espía y confunde?

 

Muda se fue yendo  y desapareció silenciosa.

Nadie salió a despedirla.

Se iba triste, como dolida de tanto desprecio.

 

¡Esas son nuestras vidas!

Lunas que aparecen un día,

brillan un tiempo y desaparecen sin dejar huella.

 

Solo el cielo permanece..

La luna es como las nubes ,

y las nubes nunca son nada